El 85% de los empleos que habrá en 2030 no se han inventado todavía

Categorías Uncategorized

En España trabajara en  el sector TIC el 2,4% de población ocupada

El fenómeno del desempleo tecnológico -es decir, la pérdida de puestos de trabajo provocada por la incorporación de nuevas tecnologías, que pasan a desempeñar eficazmente tareas hasta entonces desarrolladas por personas- no es nuevo. Pero comenzó a ser un tema de preocupación y debate desde la Primera Revolución Industrial.

En la actualidad, el concepto se aplica a los puestos de trabajo perdidos o desplazados por la incorporación de las denominadas TIC. De hecho, hoy parece preocupar más que en pasado, entre otros motivos, por la velocidad a la que ahora se produce, por la hiperconectividad del mundo, la facilidad con la que las noticias se difunden y el incremento de innovaciones que son secundadas en poco tiempo por millones de usuarios y consumidores.

Además,  en muchas profesiones hay un elevado porcentaje de tareas desempeñadas que no son rutinarias y, por tanto, no son directamente automatizables. La implantación de nuevas tecnologías en las empresas es un proceso lento y muchos empleados son capaces de adaptarse a ellas. Así mismo, su aparición supone el desplazamiento o la muerte de aquellas nuevas aplicaciones que no son capaces de reaccionar adecuadamente a los competidores recién llegados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *